Ganga

Oscurece, la gente transita a través de las entradas del mercado. Y cómo siempre, el Ganges está dispuesto a recibir el ceremonial nocturno que se realiza en la orilla. La mirada de las mujeres trasluce un enigma indescifrable... y en el hecho de no poder develarlo, radica el porqué de su belleza.


El descenso cuenta con una construcción de cemento escalonada, donde muchos circulan esperando el ritual. La noche comienza a cerrarse en su propia oscuridad, y la llama de muchas velas adheridas a pequeños arreglos florales espera el instante preciso en que las dejen navegar.


Una secuencia milenaria irradia su constante magnetismo, aquí mucha gente viene a morir. En otros puntos de la rivera los difuntos se queman, sus cenizas se dispersan en el agua, otros son sumergidos por entero... Y el curso del tiempo continúa inalterable, participe de un tránsito sin fin. Mientras tanto, lumbre y veneración entretejen una ceremonia difícil de describir.



Las barcazas de la orilla son abordadas; escalinatas, azoteas de construcciones aledañas, también reciben personas devotas, y algunas que quieren observar. Todos están expectantes al comienzo del tributo, el "Ganga" permanece tranquilo, con la superficie costera cubierta, solo resta esperar los primeros movimientos de la celebración.


Espontáneas alabanzas, gente que se pone de pie con los brazos en alto, son parte de los pasajes del rito ceremonial. Flota en el aire una presencia que emana del entorno, contrastando secuencia auditiva con paisaje visual. Durante segundos se percibe una mínima brecha entre el presente y los que ya no están.



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square