July 5, 2020

June 28, 2020

June 21, 2020

June 11, 2020

June 7, 2020

June 3, 2020

Please reload

Entradas recientes

El último árbol

April 23, 2018

1/2
Please reload

Entradas destacadas

DESOBEDIENCIA CIVIL

January 20, 2020

“DESOBEDIENCIA CIVIL” <HENRI DAVID THOREAU>  ESTALLIDO SOCIAL

<<“Todos los hombres reconocen el derecho a  la revolución, es decir, el derecho a resistir al gobierno y a no serle  fieles cuando su tiranía o su ineficacia son grandes e insoportables”>>

Henry David Thoreau, escritor estadounidense, (1817 / 1862), licenciado en la universidad de Harvard, y profesor en la Universidad de Concord, Massachusetts. 

Su ensayo sobre este tema, <<La desobediencia civil>> tuvo influencia en las acciones de los pacifistas norteamericanos durante el siglo XIX,   años de guerra con Méjico, a la que  Thoreau se opuso con firmeza y argumentos.  Y en referencia a las fuerzas armadas opinaba lo siguiente:<< las objeciones que se han formulado  en contra del ejército permanente – y son muchas y sólidas, y merecen imponerse – pueden formularse  también contra el gobierno permanente, ya que el ejército no es sino uno de sus instrumentos >> Cabe señalar como el pensamiento de Thoreau, un teórico anarquista, inspiró a quienes bregaban por la paz. Anarquismo no es  ni ha sido siempre entonces sinónimo de violencia. La historia, casi siempre oficial, ha castigado de manera contundente a quienes optan por la desobediencia política civil; mientras  por otra parte, los que han instalado  sistemas con desigualdades aberrantes, siendo partícipes de ilícitos económicos  y de una violencia moral y física profunda  no se miden con la misma vara. Pero no es de extrañarse, ya que el libro y el balance de los hechos, siempre ha sido pautado desde reductos del estado. “Qué difícil es juzgar a un poderoso, y que fácil juzgar un miserable” escribió Víctor Hugo en su célebre novela del mismo nombre; y el hecho se repite de manera ineludible a través del tiempo. Hoy, en el sur del mundo, entre Los Andes y el océano Pacífico, está planteada la “Desobediencia civil”, y son genuinas las demandas, de eso no cabe ninguna duda, pero el estado, desde el poder ejecutivo, exacerba el discurso que culpa de casi todo a  los Anarcos y los Capuchas,  sin recon